Protección de identidad

A pesar de los esfuerzos de las autoridades, el robo de identidad es cada vez más sofisticado y el número de nuevas víctimas es cada vez mayor. En general, los consumidores están protegidos contra cuentas o transacciones no autorizadas bajo la ley federal y estatal y por las prácticas de la industria financiera. Sin embargo, las víctimas inocentes del robo de identidad a veces sufren pérdidas. Y si el delito no se detecta a tiempo, las personas pueden enfrentar meses o años limpiando el daño a su reputación y calificación crediticia, y a veces perder en préstamos, empleos y otras oportunidades misntras esto se soluciona.

La evolución del robo de identidad incluye la propagación de correos electrónicos fraudulentos conocidos como 'phishing'. Estos son correos electrónicos no solicitados, supuestamente de una fuente legítima — tal vez su banco, compañía de servicios públicos, comerciantes bien conocidos, su proveedor de servicios de Internet o incluso una agencia del gobierno de confianza, como la FDIC — que tratan de engañarlo para que divulgue información personal.

El robo de identidad puede afectar a los consumidores de muchas maneras, pero hay también muchas maneras de impedir que su identidad de sea "secuestrada", y para ayudarle si ha sido víctima:

  • Proteja su número de Seguro Social (SSN), tarjeta de crédito, y números de tarjetas de débito, NIP (número de identificación personal), las contraseñas y demás información personal.
  • Proteja su correo entrante y saliente.
  • Mantenga la basura financiera "limpia".
  • Mantenga una estrecha vigilancia sobre los estados de cuenta bancarios y las facturas de sus tarjetas de crédito.
  • Evite el robo de identidad en Internet.
  • Ejercite sus nuevos derechos bajo FACTA para revisar su historial de crédito y reportar actividad fraudulenta.

Para obtener más información sobre el robo de identidad, visite www.ftc.gov/idtheft.

(FDIC Consumer Alerts: Identity Theft 6/05)