Explotación económica

¿Qué es la explotación económica?

La explotación económica es el uso ilegal o indebido de la propiedad o el dinero de otra persona para su propia ganancia o beneficio. La explotación económica de adultos de edad avanzada o discapacitados es un problema cada vez más común, y protegerlos para que no sean víctimas es responsabilidad de todos.


Algunos ejemplos de explotación son:

  • ccobrar los cheques sin autorización o permiso,
  • falsificar la firma de otra persona,
  • usar indebidamente o robar el dinero o la propiedad de otra persona,
  • coaccionar o engañar a una persona para que firme un documento, como un contrato o testamento, y
  • hacer uso indebido de una tutela, curaduría o un poder legal.

Los sìntomas y señales son, entre otros:

  • Cambios repentinos en una cuenta bancaria o en los hábitos bancarios.
  • El retiro inexplicado de una suma grande por una persona que acompaña a la víctima.
  • La adición de más nombres en la tarjeta de firmas del banco.
  • El retiro no aprobado de fondos con una tarjeta bancaria.
  • Cambios repentinos al testamento o a otros documentos financieros.
  • La falta inexplicada de fondos o artículos de valor.
  • La prestación de cuidado de calidad inferior a personas mayors
  • Cuentas sin pagar a pesar de tener suficiente dinero.
  • La firma falsificada en transacciones financieras o en títulos de propiedad.
  • La presencia repentina de familiares que antes no estaban involucrados y ahora reclaman su derecho a la propiedad y en los asuntos de la persona.
  • Un traspaso repentino e inexplicado de bienes.
  • La prestación de servicios innecesarios.
  • Una queja de explotación económica.

¿Quié podría ser explotador?

  • Parientes
  • Cuidadores, ya sean empleados o voluntarios
  • Extraños, que conocen en público o que llegan a la casa
  • Profesionales contratados por la víctima, como contadores, abogados

Còmo protegerse contra la explotación económica:

  • No firme cheques en blanco ni permita que otra persona escriba la cantidad.
  • No deje el dinero o los artículos de valor a la vista.
  • Conozca las estafas (ya sean por teléfono o por correo). Si le parece demasiado bueno como para creerlo, probablemente no deba creerlo.
  • No dé acceso a sus cuentas bancarias a desconocidos.
  • Revise sus estados de cuenta con frecuencia y en detalle para ver si hay retiros no autorizados.
  • No firme ningún documento que no haya leído o entendido completamente.
  • No permita que sus familiares, amigos, cuidadores ni nadie más le presionen para que haga algo que no quiere hacer.

si no es su dinero, ¡es un delito!

Si sospecha que una persona de edad avanzada o discapacitada es víctima de explotación económica, llame al Departamento de Servicios para la Familia y de Protección de Texas al 1-800-252-5400.

Para mayor información sobre maltrato, descuido y explotación de personas de edad avanzada o discapacitadas, visite: www.everyonesbusiness.org